Rehabilitación del sótano de Noemí y Javier

Se trata de un sótano en el que había un salón con una chimenea que no estaba habilitada para funcionar. Noemí y Javier querían que este espacio que no solían utilizar, convertirlo en un lugar donde poder pasar tiempo con sus hijos, y poder hacer celebraciones con familia y amigos. Para ello necesitaban añadir una cocina, reorganizar el espacio, e instalar una nueva chimenea de gas cerrada.

Para hacer toda la estancia cálida y acogedora, se ha utilizado como material principal la madera, combinando el color blanco de la mayoría de las paredes y algunos toques suaves de color en el sofá y las sillas para aportar luminosidad.

También la iluminación es importante, y en este caso se han situado focos en el techo y lámparas que dan iluminación directa y mucha luminosidad para esas reuniones con amigos, y también se ha colocado una línea de LED en la zona del sofá de forma indirecta para generar un ambiente más íntimo en esos momentos de manta y peli.

Para crear una distinción de espacios entre la cocina - comedor, y la zona del salón, se ha bajado el techo en la cocina y el comedor, que además, gracias al color oscuro tanto del techo, como de la pared frontal hacen ese espacio más acogedor.

La chimenea, junto con la TV que se ha colocado al lado, son el foco de atención y el elemento de unión de toda la planta.

Año

2017

Localización

Plasencia, Cáceres

Categoría

PROYECTOS

COMPARTIR PROYECTO
  • Año : 2017
  • Localización : Plasencia, Cáceres
  • Categoría : PROYECTOS

Se trata de un sótano en el que había un salón con una chimenea que no estaba habilitada para funcionar. Noemí y Javier querían que este espacio que no solían utilizar, convertirlo en un lugar donde poder pasar tiempo con sus hijos, y poder hacer celebraciones con familia y amigos. Para ello necesitaban añadir una cocina, reorganizar el espacio, e instalar una nueva chimenea de gas cerrada.

Para hacer toda la estancia cálida y acogedora, se ha utilizado como material principal la madera, combinando el color blanco de la mayoría de las paredes y algunos toques suaves de color en el sofá y las sillas para aportar luminosidad.

También la iluminación es importante, y en este caso se han situado focos en el techo y lámparas que dan iluminación directa y mucha luminosidad para esas reuniones con amigos, y también se ha colocado una línea de LED en la zona del sofá de forma indirecta para generar un ambiente más íntimo en esos momentos de manta y peli.

Para crear una distinción de espacios entre la cocina – comedor, y la zona del salón, se ha bajado el techo en la cocina y el comedor, que además, gracias al color oscuro tanto del techo, como de la pared frontal hacen ese espacio más acogedor.

La chimenea, junto con la TV que se ha colocado al lado, son el foco de atención y el elemento de unión de toda la planta.